9 mar. 2011

Y que si se acaba el mundo

Te recomiendo escuchar mientras lees:
Tu canción preferida.

Entre mis mayores preocupaciones (además de mi nefasto examen del domingo y sacar mi auto del corralón) está el aclarar todo punto frágil en mi vida, por si algún día desaparecemos de la tierra, o solo desaparezco yo por volver a mi planeta (Omicron Persei VIII), entre las cuentas claras, se encuentra, el disculpar a todo aquel que me haya perjudicado, y por su puesto en ser excusado por aquellas personas a las que alguna vez herí de muerte, o con una navaja, o con mi perro asesino jaja ok no, pero si a las personas que he lastimado.
Lo más difícil de todo esto, es la hora de la asincerada, pues tambien durante años ha habido grandes secretos, que quizá no lo eran para todo mundo, y solo yo me hacía pendejo. El chiste es que parte de este proceso, es decir lo que siento y sobre todo a las personas que me interesan.
Muchos ya lo habrán notado con mi radical buena ondita facebookera, que ahora prefiero dejarte un mensaje buena ondita antes de una mentadita.

Podríamos hablar durante horas sin decir "nada" importante.
Hacer el tonto un rato y en verdad no me molestaría.
Esperar a que salga la comida o a que me pases un sartén.
Rascarnos el ombligo durante toda una tarde viendo películas malas.
Tomar el camino largo a casa, para conversar un rato más.
Estar 5 minutitos más, porque si vuelvo ahora moriré.
Analizar porqué hay lugares que se llaman como quesos, aunque no todos son lugares.
Mirar a la gente y reir por cualquier cosa.
O simplemente compartir un momento juntos.

¿Y qué si se acaba el mundo? Si ya hice todas esas cosas, si ya viví con plenidad, y no le debo nada a nadie, si ya no oculto nada, si por fin he dejado de temer.
Mi único deseo ya esta hecho realidad, ver felices a los míos, y saber que soy para ustedes y son para mi, una gran parte de mi persona.

No hay comentarios: