13 mar. 2011

El día que me volví loco.

Bitacora [13/marzo/2011 23:38]
Los viveres se terminaron, el agua comenzó a escasear, mi mente entorpecida, he perdido la claridad, solo veo manchas confusas, altero mi realidad, no sé en que momento perdí la noción de estar despierto o dormido, mis sueños son muy reales, mi realidad está muy alterada, creo que ya está hecho, mi mundo se invirtió, dormido veo más claro, dormido tengo esperanzas, dormido veo un futuro, al despertar me doy cuenta que sigo aquí estancado, con los mismos pensamientos de antes, pero ahora más reales, más tangibles. Mis mayores miedos se acumulan, me acechan sin pensarlo, cada vez me queda muy en claro a que vine a este mundo y que es lo que me toca, me dá gusto ser de utilidad, y ser un gran amigo, tan grande que solo puedo ser eso, no aspiro a más, me entristece y me sigue encerrando en mi mundo darme cuenta de que es lo que me espera.
¿Que se necesita?
¿Dinero?
¿Belleza?

No, no las tengo ya lo sé, he luchado siempre por comprobarme que no se necesita eso para ser feliz, pero de nuevo el miedo me invade, se aproxima cada vez y me acompaña en mis adentros "Soledad". Solo me alejo de la gente, solo acrecento mis miedos, como aquel ser que todos rien de el, y siempre se pregunta porque, pero nunca se respeta, obviamente es diferente, mi miedo no es que me respeten, me aterra estar solo, pero con mi tonta estúpida y rara forma de ser, yo mismo me alejo de la gente que quiero conservar, suena tonto ¿No? Pero por no lastimarlas, o porque no vean como soy prefiero alejarme antes de que dichas personas se alejen.

Porque no puedo solo sonreir y ver la vida como ayer, saber que sin condición estan conmigo, que sin condición lo estoy, ahora que mis secretos más profundos no lo son, me siento tan vulnerable, tan preocupado, tan estúpido escribiendo estas cosas porque sé que nadie las quiere escuchar, porque ya hay demasiada mierda en el mundo como para que yo te comparta la mía, eso sí, cuando quieras puedes contar conmigo, jamás te daré la espalda, solo no te sorprendas si un día salgo de mis casillas y escribo cosas como esta, porque de algún modo lo tengo que descargar.
Mi blog no me regaña, no me castiga, no me sonrie, no siente nada, me gusta sacar todo aquí, porque en el futuro si dejo de estar loco o me vuelvo más loco, sabré como era hasta el día 13 de marzo de 2011.
Quisiera que las cosas funcionaran a mi ritmo, que el tiempo simplemente se congelara, volviera caminando como si nada hasta el momento en que la vida se tornó así como es ahora y cambiarlo, solo voltear a otro lado en ese momento y no hacer o decir las cosas que he dicho o hecho, el cúmulo de mis acciones sin pensar, me tienen con un peso impresionante encima.

Solo quiero que sepas en este último momento de cordura, que esta vez no trataré de huir, ahora no puedo, ahora no quiero, la vida vale mucho la pena, la salida fácil ya no es una opción.

Me sentí como Mr. Jekyl y Hide, o como diablos se escriba.
Ahora me siento más tranquilo, pero sé que pronto, la bestia puede volver a salir.
No puedo ser alguien equilibrado y normal?
A veces me gustaría saber que se siente.

1 comentario:

Unknown dijo...

Interesante