28 jul. 2012

¿Mala racha?


Te recomiendo escuchar mientras lees.




He pensado con detenimiento y he llegado a considerar que desde que empezó el mes de Julio (así se llama el puto de Marañón) estoy estancado en una mala racha. Tal vez alguno diga, no mames Microbial, estás exagerando.


Pero vamos a ponerlo por partes y ya queda a su criterio.


El día 14 de Julio del corriente año (2012) me detiene la policía por que no circulaba ese sábado. El "señor billetín" se hizo presente y pude irme, para más adelante ser detenido pero con la atención que me brindaron, la libré de manera sencilla.


Me paran más adelante y resulta que mi clave no sirve debido a que eran policías de diferente especie (Tránsitos).


Levantan una asquerosa infracción.


Días después, con el tiempo más que justo, revisión de proyecto final con el puto antes mencionado y cuando menos lo esperaba choco contra un Swift rojo.


Antier me entero que reprobé con (redobles y un chinga tu madre bien fuerte) el pendejo de Marañón.


El día de ayer se me descompone el coche a media autopista, me quedo sin saldo a media llamada con el seguro, como puedo llego a Texcoco, camino hacia el centro y de ahí tomo una combi, se suelta un aguacero marca te voy a mojar todo el orto y llego 4 horas a mi cita.




(Léase como final de "Remember the Titans" o cualquier película gringa con un final como ese)

Microbial, sigue esperando su infracción de tránsito que al parecer nunca llegará.


En el choque, el coche de Microbial, salió ileso. 

La persona con la que chocó, vivía muy cerca de su casa y pudieron verse en la noche de ese día para aclarar lo de los seguros, y no perder la mañana de ese nublado día.

Probablemente Microbial odie con odio jarocho al pendejísimo de Marañon, pero ahí se convirtío en gran Amigo de Lorena y aprendió que el valor de la amistad es más grande que un maestro pendejo.

La grúa le salió gratis, justo al bajarse de la combi (frente a una hermosa escultura de tlaloc) deja de llover (lo cual dejó completamente impactado a Microbial por la magia del evento)

Llega a su cita con las 4 horas de retraso, come pizza y la cita sale de maravilla.

Vuelve en la noche en el último camión a casa.

Machombo, entrañable hermano de Microbial, le dió un aventón a su casa y Microbial llegó a salvo esa noche.


Su padre, no estaba enojado, estaba preocupado (sorprendente) . Microbial se fue de ebrio con sus amigos y pasó una velada muy interesante.


Y lo mejor, tiene una segunda cita.




¿Mala racha?


NO LO CREO!
Soy feliz. Los amo a todos.

No hay comentarios: