3 may. 2011

La triste historia del castillo.

Recuerdo con mucha emoción la primera vez que me colé en un cine, tenía 6 años, en la cartelera estaba El Rey León, mi hermana había ido al cine con sus amiguitas, y habiamos ido a recogerla, solté a mi madre, y me puse a jugar "por ahí", en la primer distracción entré a la sala, escondidillo por ahí miraba atento una frase que me marcaría por el resto de mi vida. "Que, quieres que me ponga falda y baile hula hula?" no entendí mucho de lo que se decía, pero la siguiente escena fue de lo más divertida. Llegó un señor y me dijo "tu mamá te está buscando, pero ya te encontré" lo primero que pensé fue que ya me iban a regañar, pero el señor contrario a ello me dijo, mira sientate en una de las butacas y acaba de ver la película, pero no hagas ruido, el don (que seguro era un chavo como de 20 años, pero a los 6 todos son dones) fue a decirle a mi mamá que estaba en la sala, que no habia problema. Acabó la película y salí, efectivamente, me dieron una regañiza, pero no importó, acababa de ver el final del Rey León. Poco tiemo pasó para que la consiguieramos en VHS y la vieramos todos en familia.

Este y futuros recuerdos de mi infancia provienen del famoso cine lindavista, "El cine del castillito goei". Que digo cine, era el señor cine. Creo que todo citadino, o quizá la mayoría conoció y vió alguna película en él.


El cine comenzó a perder el glamour que tenía y la religión obviamente a crecer MÁS de lo que ya habia crecido, el cine fue abandonado (si mi memoria no falla) pero seguian conservando un castillo poca madre en Lindavista.


Llegó el día que tenía que llegar, quitar el castillo, los católicos compraron el terreno (aunque dudo que lo hayan comprado) e hicieron santo a un wey, que recogió unas florecillas y al soltarlas, se le apareció una mujer y bla bla bla, un indígena, que le ocurrió un milagro, un wey más mexicano que el nopal, que obvio en el departamento de mkt de la iglesia, es bueno, pues así todos los mexicanos que somos más mexicanos que el nopal nos identificamos con el y ps vamos a misa, pedimos milagros y pendejadas, y taran, más limosnas, Total, a este vato, le decidieron dar el título de santo, pa que tuviera más poderes y la iglesia más limosnas.
Así fue el templo de "SAN Juan Diego"

No sé, no sé que pasó, y francamente no quiero enterarme, solo sé que ayer pasé por lo que será mi ruta a la universidad (saludos Miriam) y me encontré con esta triste imagen:
Photobucket
Que mal pedo, sentí bien feo, ya sé, ya sé, tiene un chingo así el edificio, pero apenas conseguí cámara y ganas de postearlo.
Saludos.

11 comentarios:

Estêfany Elena dijo...

Yo también tengo recuerdos preciosos de ahí, siempre que paso suspiro taaanto. De chiquita mis papás no me llevaban, porque no había dinero. Pero el papá de mi primo tenía dinero y siempre nos llevaba, aaah... quiero llorar, tanta inocencia, tanta alegría. :)

Karla dijo...

Que poca madre la #@#|! iglesia, yo pasé mi infancia en ese cine mi papá me llevaba y recuerdo que se podia ver la pelicula una y otra vez, era un cine precioso y fuera vendian cosas de la pelicula y una especie de pasta que soplabas y salian globitos jaja que recuerdos... y al leer lo que ocurrio con el cine me siento muy indignada juro que si tuviera dinero comprabael terreno y lo volvía a abrir. Me vine a España en el 92 y no supe mas de ese magico sitio

Microbial dijo...

Y lo más triste Karla, es que sigue en ruinas esa construcción. Arruinaron la infancia de muchos :(

Anónimo dijo...

Hola Mi historia es mas triste soy el nieto del Señor que administro el cine y que por culpa de unos tipos mi vida cambio. Cuando era chavito como ustedes mi mama nos llevava como todos los dias a ver a mi abuelito era un señor ya grande a mis hojos muy enojon pero muy dedicado a que el cine fuera lo mejor que los empleados se sintieran bien ya que era un cine independiente, era un cine magico donde todos los dias jugaba con mis hermanos a las estraes corriendo sobre las butacas y comiendo dulces en cada pelicula pero un dia todo eso se acabo unos tipos trataron de asaltar a mi abuelo y el que siempre cargaba pistola se dio de tiros quedando en el lugar junto con uno de los rateros la noticia para mi fue terrible mas porque era mi unico abuelo, la noticia se dio hasta en el periodico salio mi mama lo tiene creo pero yo ya no volví mas. se que mi abuelito esta en el cielo el que aya muerto en su lugar preferido creo yo que se sintio bien aver protegido lo mucho que le costo el ser el Administrador del cine LINDAVISTA.
La historia no termina ahi por que pronto y se que pronto un proyecto mio cambiara la Historia
si quieres saber mas exclusive_habitat@hotmail.com

Joel guerrero dijo...

Ahi mire muchas peliculas, Bambi, Transformers y otras que no recuerdo, entrava con tortas y en ocaciones ni dinero tenia me ponia a pedir afuera jejejeje Buenos y bonitos tiempos, 23 años fuera del pais y sigo recordando esos bellos momentos!

Anónimo dijo...

Yo iba como mama .... Y es triste ver como gracias a los fanatismos religiosos perdemos nuestros amados recuerdos .... Por que no regalaron al pueblo ese recinto y no a la chingada iglesia que solo nos parte la madre y es el monopolio mas rico del mundo.....

Tania dijo...

No pensé que hubiese más nostálgicos como yo. Tengo 32 años y de nuevo pasa por mi mente " Katy la oruga"... Y las hermosas paredes de aquel cine que a todos nos hizo soñar....

Myrkha27 dijo...

yo todavía me acuerdo de los baños pequeñitos y de como corría cuando apagaban la luz, recuerdo las pinturas en las paredes, los dulces, las papitas, que recuerdos!!

johnatan dijo...

No pense que habria mas gente que añorara este lugar como yo! Me equivoque! Es bueno saber que hay mas gente que comparte este sentimiento de nostalgia y de impotencia al saber que el castillo nunca mas esta ahi. Saludos al anonimo que escribio que es el nieto del antiguo administrador del cine, lamento su perdida. Seria bueno, aunque no tengo idea de como hacerlo, de rescatar este lugar y regresarle su esplendor y la ilusion que creaba para los niños. Quisiera que mis hijos (cuando los tenga) pudiesen tener esa sensacion de fantasia que t daba el entrar a este lugar.

Angelica A Paredes dijo...

Es lamentable lo sucedido con este cine pero sobre todo con el administrador.
como no recordar tan bellos momentos de la infancia y compartir esto con otras personas que al igual que yo añoran tan bello y magico lugar.
Sus paredes pintadas con colores muy atractivos y como recuerdo cuando fui a ver la pelicula de "Bernardo y Bianca" "el zorro y el sabueso" ¡Que recuerdos!

Anónimo dijo...

Lo mejor era el ambiente dentro de éste con las figuras de los personajes, da mucha nostalgia, al menos pude compartir esa ilusión con mi hijo, yo creo que a todos nos marcó el abandono y el dramático cambio, derrumbaron las torres, uff fué fuerte esa imagen, todo el cambio. Y lo que comentan más arriba fué cierto, mis papás conocieron al administrador, siempre fué muy amable y era así como lo describen, ojalá lo pudiéramos recuperar y rehabilitar como lo que fué.