12 ene. 2010

El perro arrepentido

Y vuelve el perro arrepentido,
con su mirada tan tierna,
con el hocico partido,
y con el rabo entre las piernas.

Y vuelve el perro arrepentido,
con su mirada tan tierna,
con el hocico partido,
y con el rabo entre las piernas.

Y vuelve el perro arrepentido,
con su mirada tan tierna,
con el hocico partido,
y con el rabo entre las piernas.

Y vuelve el perro arrepentido,
con su mirada tan tierna,
con el hocico partido,
y con el rabo entre las piernas.

Y vuelve el perro arrepentido,
con su mirada tan tierna,
con el hocico partido,
y con el rabo entre las piernas.

Y vuelve el perro arrepentido,
con su mirada tan tierna,
con el hocico partido,
y con el rabo entre las piernas.

Y vuelve el perro arrepentido,
con su mirada tan tierna,
con el hocico partido,
y con el rabo entre las piernas.

Y vuelve el perro arrepentido,
con su mirada tan tierna,
con el hocico partido,
y con el rabo entre las piernas.

Y vuelve el perro arrepentido,
con su mirada tan tierna,
con el hocico partido,
y con el rabo entre las piernas.

1 comentario:

Groove dijo...

jajaja mi hermano de 8 justamente
la andaba recitando hoy
pero con otras palabras jajajaja